febrero 05, 2013

INSTAMAGIC







Es una pena que Kodak haya cerrado sus puertas,
porque me habría gustado conseguir un par de carretes para probar
estas bonitas cámaras que mi padre consiguió en el rastro.

La primera es de 1966 y la segunda de 1962.

Habría estado bien improvisar, disparar
y, simplemente, hacer una foto espontánea.  

:)


10 COMENTARIOS:

Miriam dijo...

Pues sí que es una pena! Las cámaras son una pasada :)

criscrascrus dijo...

<3 yo también tengo una Instamatic y con las ganas de usarla :(

Piratilla dijo...

No sabía que KODAK había cerrado sus puertas...¡que pena! nos hemos quedado con la mosca en la oreja...XD

Miriam Wyvern dijo...

2 reliquias preciosas. YO tengo la mía vieja "marca blanca", tengo ganas de ponerle un carrete y sacar unas cuantas fotos, solo me queda sacar tiempo.

Paula Pastrana dijo...

Habría estado genial poder hacerlas funcionar, seguro que salían unas fotos realmente bonitas!
un beso :)

Gemma Lahoz dijo...

Kodak ha cerrado? no tenía ni idea, estoy tan apartada del mundo ultimamente... :(

Cheek on chic dijo...

Hola¡
Yo también tengo una Kodak que compré en un mercadillo de Londres. Aparece en una de las fotos de mi blog, te dejo el enlace por si quieres curiosearla.
Me encantan este tipo de cosas antiguas y les tengo un cariño muy especial, algún día mi casa parecerá un meseo.
Un beso
http://cheekonchic.blogspot.com.es/2013_01_01_archive.html

Maria Bastida dijo...

Son una preciosidad!! Un autentico tesoro vintage!! ;)

http://thegoldenpaillettes.blogspot.com/

pit dijo...

Es increíble como uno a veces duda de volver a usar la película por temor a no poder asegurar que es lo que va a salir. Por otro lado, a la hora de fotografiar con mi analógica, no puedo evitar el gesto de ver el respaldo del cuerpo para chequear la toma en el LCD...somos animales de costumbre...En casa conservo mi primera reflex, una Voigtlander de 1962 y una Contaflex, de los sesentas también. Además de mi N90S, que pasea en mi bolso con mis D-SLR.
Un beso desde el sur.
Pit

Sara Carrera dijo...

Esas cámaras son una pasada, una pena que no hayas podido disfrutar y disparar.
Sara.

Publicar un comentario