junio 10, 2009

SOL, HORMIGAS Y HIERBA HÚMEDA


Gente. Mediodía. Sentados en el suelo, los cuerpos que son cuerpos pasean por la plaza. Nuestra mente trabaja con un tiempo más lento. La mirada cansada se sostiene en el aire. Queda el humo suspendido entre nosotros. Ahora podemos hablar del sentido intuitivo, de la extraña confianza... Ahora podemos dejar que el tiempo huya, envejecer, soñar que vuelve hasta nosostros. Pero no volverá, y da igual, porque hay gente y hay voces hermosas que pasean por la plaza, y ella nunca se ha ido del todo. (Anónimo)


Image Hosted by ImageShack.us

TANTAS TARDES MOLESTANDO A LAS HORMIGAS SE MERECÍAN UN PEQUEÑO HOMENAJE.


1 COMENTARIOS:

The Twisted Cool Rocker dijo...

Está muy bien. El texto es muy bonito, pero...

¿Y las hormigas? :) :)

Publicar un comentario